Mostrando entradas con la etiqueta Siglo XV. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Siglo XV. Mostrar todas las entradas

martes, 29 de octubre de 2013

Recreación de una vista de de la Zaragoza de 1479



La más recurrente y conocida vista de Zaragoza, en la que se dibuja su perfil en el cielo coincide con la que yo tenía mirando por la ventana del salón de mi casa. La misma que aparece cuando localizan Zaragoza en la serie de televisión Isabel, como pudimos ver esta semana.

A pesar de no ver las torres del Pilar, ni la torre campanario de la Seo, con  ver el puente sobre el Ebro y el cimborrio de la catedral es suficiente para reconocer la vista. Solo que el cimborrio mudejar que aparece, y que se conserva en la actualidad, no se concluyó hasta 1522, lo mismo que el petril en la margen derecha que no fue construido hasta 1777, debiéndose parecer la orilla en 1475 a lo que muestra el cuadro de Martinez Mazo de 1647. De igual modo, el Puente de Piedra, no se terminó hasta 1440, y tendría que mostrar la última arcada oculta en la actualidad. En la imagen se muestra con el aspecto actual tras la reforma de 1991.

Pero todo esto no tenemos porque saberlo cuando vemos dos segundos de una serie de televisión y disfrutamos de las vistas de nuestra ciudad desde donde estaba situada mi casa.

En las siguientes entradas seguiremos viendo más vistas de Zaragoza


¿Por que el Barrio Jesús se llama asÍ?


 


La explicación la encontramos en el blog es "zaragoza somos Aragón" cuyo enlace ponemos a continuación
http://eszaragoza.blogspot.com.es/2014/12/por-que-el-barrio-jesus-de-zaragoza-se.html?spref=fb

Por si no se te abre, copiamos y pegamos lo que allí nos cuentan y la noticia que nunca antes habíamos leído en ningún sitio, que muy posiblemente la  imagen actualmente llamada Virgen del Coro y que ahora se venera en Borja, sea la imagen de Nuestra Señora de Jesús que dio nombre al Barrio Jesús de Zaragoza y con la que ilustramos esta entrada. Conozcamos algo de la curiosa historia de este nombre para un barrio zaragozano.

Los franciscanos espirituales fueron una congregación de franciscanos muy integrales que intentaban observar con gran celo las reglas que había marcado en su testamento San Francisco de Asís, sobre todo en cuanto a la pobreza y a una vida de retiro y eremita. Nacen a partir de la muerte de San Buenaventura en el año 1274 y ahora nos viene la pregunta sobre qué pinta este texto en un blog de Zaragoza. Lo explico.

El franciscano Juan Parente funda en Zaragoza siguiendo esas tradiciones y en el año 1219 con arreglo a las normas Comendaticias del Papa Honorio III, del Cardenal de Ostia y del mismo Seráfico Padre, realiza la primera fundación en España de un convento franciscano en pleno crecimiento de la orden, sobre todo en Italia, en el sur de Francia y en Aragón. Parece ser que emplazaron su primer aposento entre el Ebro y el Huerva, dicen que en un lugar denominado "La Isla", del que no queda ningún vestigio con ese nombre en esa zona de Zaragoza, pero que algunos estudiosos han acertado a posicionar en el actual lugar donde está el antiguo convento de San Agustín, el actual Centro de Historias.

Dicen las viejas historias que dos franciscanos decidieron instalarse en una casa de campo afuera de las murallas romanas de Zaragoza pero dentro de las murallas medievales, en una zona de grandes campos de viñas. Y que por la noche al pasar gran frío hicieron una hoguera dentro de la caseta rural para calentarse pero se incendió toda ella, y aunque lograron salir el fuego se multiplicó por los campos aledaños afectando a unos campos de vides. El dueño de aquellos terrenos al acudir a sus terrenos grito desaforadamente contra los dos pobres hombres franciscanos. Una de las mejores vides de aquel campo se secó y pensando el dueño que era un castigo divino por haber tratado mal a los franciscanos decidió ir en su busca y pedirles disculpas. A los pocos días aquella vid reverdeció y volvió a sacar hojas y uvas de forma milagrosa, por lo que el anonadado dueño del terreno decidió entregarles aquella zona para que los franciscanos pudieran construir allí un convento.

En el año 1286 el mismo franciscano Juan Parente funda el segundo convento franciscano en Zaragoza en la zona entre la actual Plaza de España y el Coso alto, en el espacio que hoy ocupa el edificio de la Diputación Provincial de Zaragoza. De esa decisión nace el que dicha plaza tuviera durante un largo tiempo el nombre de Plaza de San Francisco.
 
En el año 1447 y tras diversos problemas anteriores que les llevó a serias disputas con los diversos Papas, la Orden Franciscana de los Hermanos Menores crean en Zaragoza durante el papado de Nicolás V y el reinado de Alonso V una refundación de dicho primer convento de clausura en una zona entre el río Ebro y el río Gállego y que llaman convento de Nuestra Señora de Jesús, lo que otorga posteriormente el nombre de Barrio Jesús a toda la zona de sus alrededores, nombre que todavía se conserva. Tardan más de 10 años en levantar el edificio primero, modesto y pequeño. Estaba asentado en la Camino del Vado, un poco más cerca del Gállego que el actual convento e iglesia. Convento seminario de los franciscanos que contó con las ayudas de Francisco Herbás, Frances de Ariño o de Juan Roldán en posteriores décadas, para hacerlo crecer con nuevas edificaciones y donde llegaron a vivir en tres dormitorios hasta 66 hermanos. En aquel convento estaba la imagen de la Virgen de Jesús que ahora se venera en la ciudad de Borja.

Con la desamortización de Mendizabal todos los conventos de los franciscanos desaparecieron hasta que en 1940 vuelven al Barrio de Jesús donde fundan una residencia para franciscanos que en el año 1954 se convierte también en escuela para el barrio.

Del antiguo edifico del convento de Nuestra Señora de Jesús quedan pocas notas e informaciones. Sí que sabemos que en el año 1603 se les regaló a las madres fundadoras de las Clarisas de Borja una imagen de una Virgen con un niño Jesús que constaba como la que había en el coro del convento de Nuestra Señora de Jesús en Zaragoza. Esta virgen pues (que mostramos arriba de la entrada) podría ser la que hubiera dado nombre el convento del Barrio de Jesús de Zaragoza y que a partir de que se entregó a las clarisas de Borja pasó a llamarse la Virgen del Coro. Los estudios sitúan cronológicamente esta talla en mitad del siglo XV lo que coincidiría con la fundación del convento del Barrio Jesús.