Mostrando entradas con la etiqueta Siglo XX-años 70. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Siglo XX-años 70. Mostrar todas las entradas

viernes, 12 de octubre de 2018

Desde el Balcón de San Lázaro Feliz día del Pilar


Fuente: https://www.flickr.com/photos/zaragozaantigua/27321088072

Foto para postal de Comercial Josan. Cesión de la familia de José María Sanz González a Rafael Castillejo. Datación y procesado: Proyecto GAZA.



martes, 24 de diciembre de 2013

Desde la torre del Pilar a finales de los 70



El puente de Piedra con su barandilla de fundición, los coches enfilando desde la avenida Cataluña, el jardincillo, "la zona", la casa del Cine Norte, las casas de Juliana Larena, el cuartel de la Guardia Civil, los depositos de la estación del Norte.......

¿Que hay en el pozo de San Lázaro?

Noticia aparecida en el Heraldo de Aragón de 20 de octubre de 1975:

"El tenebroso pozo de San Lázaro, ese lugar misterioso del río Ebro a su paso por el puente de Piedra, ha dejado de serlo un tanto. El pasado domingo, unos hombres zaragozanos descendieron a sus profundidades y colocaron en el fondo una imagen de Nuestra Señora del Pilar. Desde ahora la imagen de la santa patrona estará presente en uno de los lugares
más legendarios y siniestros de nuestra historia ciudadana.

Tres hombres de CADAS (Club Aragonés de Actividades Subacuáticas) fueron los que se sumergieron en las entrañas del pozo. Hablamos con uno de ellos, José Miguel Buera. El fue quien realizó la operación final. En la conversación también está presente Manuel de la Figuera, presidente del CADAS, y asimismo conocedor del pozo, pues anteriormente realizó una inmersión previa.

-¿Cómo nació esta iniciativa?
-De la manera más sencilla. Se nos ocurrió a Benito Podero, a Alberto Marquet y a mí, es decir, los que el domingo nos sumergimos. Lo expusimos en la federación y el 28 de agosto constaba en acta en el orden del día. Hacía tiempo que queríamos poner una imagen de la Virgen en el sitio al que vamos más a menudo, en Ametlla de Mar, y esos lugares
del Mediterráneo. También hacía tiempo que nos rondaba la idea de descender al pozo de San Lázaro. Por asociación de ideas el resultado fue simple.

-¿Qué se han propuesto con ello?
-Demostrar que el pozo de San Lázaro no es un lugar tan macabro como se cree y desterrar un poco su leyenda.

-¿Fueron necesarios muchos preparativos previos?
-Sí, anteriormente tuvimos que hacer una inmersión previa para ver si era realizable la idea. Las operaciones fueron muy lentas y bajamos prácticamente de noche.

-Una vez puestos en la obra, ¿cuáles fueron las mayores dificultades?
-En primer lugar los accesos. Estos suponen un gran inconveniente ya que es difícil subir contra corriente embarcaciones de motor y maniobrar con ellas y con el material necesario. El problema se solucionó gracias a la magnífica colaboración del Centro Aragonés de Espeleología, cuyos miembros hubieron de descender «a rappel» por una de las pilastras
del puente de Piedra llevando consigo la imagen de la Virgen, es decir 150 kilos de plomo, en un volumen muy reducido y difícil de manejar. Asimismo es de agradecer el apoyo de la Cruz Roja de la Juventud, que en todo momento estuvo a nuestro lado.

-¿Y una vez en el agua?
-Una vez abajo el principal problema fue la falta de visibilidad que hay en el lugar. Trabajamos en completa oscuridad. A partir de metro y medio no se aprecia ni la claridad del día. Y no vale la pena ni llevar lámpara porque no se ve ni a diez centímetros.

-¿Tan grande es la suciedad que hay en el pozo?
-Impresionante. El Ebro, a su paso por Zaragoza, y especialmente en este lugar, es un foco supercontaminado, maloliente y pestilente. Después de la inmersión previa yo padecí una infección en el oído.

-Ríos subterráneos, brazos que llegan hasta el mar, el famoso autobús… ¿qué hay exactamente en el pozo de San Lázaro?
-Precisamente por la enorme oscuridad antes comentada no se puede saber todavía qué hay con precisión. Nosotros tratamos de evitar el autobús y no lo encontramos. Luego, en el fondo, hallamos enormes bloques de piedra, árboles y en el suelo canto rodado. Pero insisto en que no se puede saber exactamente qué hay. Sería necesaria una exploración total de la zona.

-¿A qué profundidad tocaron fondo?
-En la inmersión previa a quince metros. El domingo nos debimos desviar un poco y encontramos dieciocho.

-¿Hallaron torbellinos, corrientes subterráneas?
-En superficie hay corriente fuerte. Abajo hay algún remolino pero sin demasiada fuerza.

-¿Fue trabajoso bajar la imagen hasta tanta profundidad?
-Lo difícil es acompañarla, ya que se calcularon unos globos de elevación de 175 kilos, pero todavía fueron insuficientes.

-¿Dónde se colocó la Virgen?
-En principio pensamos sujetarla con clavijas o cables de acero a alguna roca, pero luego hallamos un lugar idóneo que hacía innecesaria esta operación. Se trata de una auténtica chimenea formada por dos enormes bloques de piedra rectangulares de unos cinco metros de altura. Los bloques forman un estrecho pasillo de un metro escaso de anchura. Ahí está la Virgen.

-¿Qué se siente al estar maniobrando a 18 metros de profundidad aprisionado entre estos bloques?
-Nervios, qué duda cabe, y muchos nervios también cuando comienza la inmersión. Es el momento más delicado. Al fin y al cabo es algo así como un viaje a lo desconocido. No sabe uno si va a encontrar un sifón o una fuerte corriente. Luego, cuando se bajan, doce, catorce, dieciséis metros, y no se encuentra fondo entra un desasosiego. Al fin, tocas algo, pero en aquella oscuridad no sabes qué es.

-¿Va a quedar algo en recuerdo de su hazaña?
-Sí, dejamos una boya de plástico, que la próxima semana cambiaremos por una metálica y que quedará de forma permanente.
Atada a la boya, en el fondo, se encuentra la imagen.

-¿Hay proyectos de bajar de nuevo?

-Así es, cada año, el 19 de octubre bajaremos a depositar un ramo de flores a la Virgen del Pilar."

La calle Juliana Larena en mayo de 1975


La calle Juliana Larena en mayo de 1975 donde unos familiares de la calle Jesús nº 2 habían aparcado su coche y andaban a la altura de la salida del Cine Norte. La calle no se asfaltó hasta comienzos de los 80 y era utilizada por los vecinos como lugar de aparcamiento. Un Simca 1000, un Renault 8, un 600...... 

Esquina de la calle Jesús con Juliana Larena en mayo de 1975


Un vecino de la calle Jesús nº2 el día de la Primera Comunión de su hermano. La calle Juliana Larena sin asfaltar hasta principios de los 80 y el Gordini aparcado junto al chaflan de la farmacia que aún no regentaba Bernardo Sánchez Gálvez

El trolebús del Barrio Jesús 1955-1975

La línea 31, la del Barrio Jesús saliendo al Coso por San Gil en 1967


Un trolebús pasando por la Zona, mi casa y la de los Servera

Un trolebús de dos pisos enfilando el Coso Bajo para dirigirse hacia el Puente de Hierro en, quien sabe, uno de sus últimos viajes

En esta se ve hasta la ventana del comedor de mi casa


A esa altura del Coso, estaba la parada que cogíamos las tardes de verano para volver a casa, después de ir a buscar a mi padre al trabajo (La Unión y el Fenix Español, Paseo de la Independencia nº4, entresuelo). y de tomarnos un "italiano" en esa misma acera.
El trolebús, un hibrido entre autobús y tranvía y que en Zaragoza contaron con tres líneas, Terminillo (1949), Gállego (1954) y Barrio Jesús (1955) sin sufrir prácticamente modificaciones en las líneas hasta su desaparición en octubre de 1975.
Que recuerdos nos trae el de dos pisos, que como otras ciudades españolas fueron adquiridos de segunda mano de los de Londres. Lo cogíamos en el Coso, frente al Teatro Principal, en los Italianos que aún se mantienen, aquellas tardes de verano en que íbamos a buscar a nuestro padre a la oficina de la Unión y el Fénix. Se entraba por detrás donde el revisor, sentado en un mostrador te expedía los billetes y  nos bajábamos, tras tirar repetidas veces del cordón de la campanilla, en la parada de la avenida Cataluña, junto a los depósitos del agua de la estación del Norte, la que luego sería del 35, del 32, del 39.....frente a la Mercería de Esperancita, el estanco y Ultramarinos Mombiela (luego transformados en supermercado Vivo y Spar).

Todas las fotos las he conseguido de diferentes páginas web y facebook.



lunes, 23 de diciembre de 2013

Vista del Arrabal y Barrio Jesús 1973


A mi la foto me parece preciosa. Llena de evocaciones y lugares y espacios vividos. Lo más moderno que destaca, el bloque del nuevo Colegio Nacional Cándido Domingo, que inauguramos en 1970

Recuerdos de la fuente junto al monumento de Santo Dominguito de Val


La verdad es que se aprecia poco, pero quien la conociera seguro que la recuerda. Entre el desaparecido monumento a Santo Dominguito de Val y el entonces Acuartelamiento de la Zona de Reclutamiento, estaba esa fuente cuya agua manaba por la boca de la cabeza de un león. 

La imagen no de ja de ser un pantallazo de una película de super 8 filmada el día del Pilar de 1973  por Eduardo Gracia Esteban que, entre otras cosas, trabajó de operador de cabina en el Cine Norte, a escasos 100 metros de ese lugar.

Disfrutando del Ebro en 1973




La foto procede de la colección del fotógrafo Gerardo Sancho que posee el Archivo Muncipal.


La puedes encontrar también en adioszaragoza.blogspot.com donde ilustram la foto con el comentario ".....angelitos, dispuestos a hacer castillos de lo que sea que haya en la orilla del río. A mitad de camino entre el Puente de Piedra y el Puente de Hierro, cerca del Cuartel de San Lázaro".

Ha sido una sorpresa encontrar esta foto. Y de angelitos esos tres no tienen nada. Kiko (4 años), Jorge (7 años), Carlos (5 años), los tres vecinos de la calle Jesus nº 2, 3º izquierda. Y la del capazo su madre, mi madre, Isabel, entonces con 35 años.

jueves, 19 de diciembre de 2013

El Pilar desde la orilla del Ebro 1970


Un lienzo pintado al óleo obra de 1970 de Julián Borreguero: El Pilar desde la orilla del Ebro. 

Fuente:Proyecto GAZA ("Gran Archivo Zaragoza Antigua"), adioszaragoza.blogspot.com.

De Julian Borreguero la Gran Enciclopedia Aragonesa nos dice que nació en Segovia en 1937 pero que vive en nuestra ciudad desde 1958. Destacado retratista que se apoya en un sólido dibujo y en el dominio de la técnica. Sus primeros lienzos corresponden a una temática de marcada crítica social, que se acompaña por un sobrio colorido. Con posterioridad se interesa por un paisaje interpretado desde la supresión de elementos formales para obtener un mayor impacto visual. Paisaje que evoluciona del ascético color a unas tonalidades más claras, las cuales nunca impiden su acentuada personalidad. El paisaje urbano, las escenas costumbristas y la crítica social se mantienen como una constante. A partir de 1995 tiene una obra que retoma aquella fuerza al servicio del cuerpo humano, en ocasiones fragmentado, para incidir en una interiorización de los sentimientos que posa sobre cada pincelada.

La Estación del Norte en 1970


Bonita y nostálgica foto en color donde vemos aparecer un tren que llega a la Estación del Norte desde el tunel que atravesaba la calle Sobrabe. Vemos aparecer el Cuartel de San Lázaro, las torres del Pilar, el edificio de diez pisos en la esquina de Sixto Celorrio, los árboles del Convento franciscano......

Fuente: Proyecto GAZA ("Gran Archivo Zaragoza Antigua"), adioszaragoza.blogspot.com



El tunel a principios de los años 70




viernes, 13 de diciembre de 2013

El cuartel de San Lázaro


Así es como lo recuerdo yo, desde 1940 Centro de Reclutamiento y ese era su aspecto cuando lo derrumbaron en 1983